“Todo el que pregunta recibe, todo el que busca encuentra, y a todo el que llama se le
abrirá. La gracia de Jesucristo nuestro Señor, el amor de Dios, y la comunión del Espíritu
Santo, sean todos con nosotros. Amen.’
Hebreos XII. 22, 23, 24.